GMail no se cayó, fue un efecto óptico

Yo creo que ahora, un día después, es momento de analizar lo sucedido ayer con respecto al servicio de correo proporcionado por google.

El día de ayer a las 10:30 CET, al intentar acceder a través de un navegador web a la dirección http://www.gmail.com se mostraba el siguiente mensaje de error:

Y no solamente en www.gmail.com sino también al intentar acceder al servicio a través de cualquier dominio usando google apps (como en mi caso mail.perseum.com)

Sin embargo, al intentar acceder al servicio a traves de un cliente de correo electrónico, usando POP3, o enviar correo electrónico usando SMTP, el servicio funcionaba perfectamente.

Si a eso añadimos que el servicio Jabber/XMPP se podía seguir utilizando incluso mediante GTalk (en lugar de a través de la interfaz web), la pregunta es: ¿Qué fue realmente lo que se cayó? y… ¿Cómo siendo un sistema distribuido y con balanceo de carga, se pudo caer en todo el mundo al mismo tiempo?

¿Se cayó el servidor web?, No (el mensaje de error seguía mostrándose)
¿Se cayó el de correo? Parece ser que no.
¿El servidor de nombres? Pues tampoco
¿El de Jabber/XMPP? Ni por esas.

Mi conclusión es que realmente no se cayó nada. Todo fue un efecto óptico de Google.

3 Responses to “GMail no se cayó, fue un efecto óptico”

  1. Gallaecio says:

    A lo mejor querían gastarnos una broma. :-)

  2. Aprendiz de titiritero says:

    En algún comentario de por ahí he leido que puede ser estrategia de marketing para promocionar su nuevo gmail offline. ¿Habrá sido eso?

  3. Titiritero says:

    ¿El ingrato sabe lo que es distribuido y balanceo de carga? xD Al menos en Noruega se aprende algo (pensaba que no se aprendía nada que era solo para ligar con noruegas y estar todo el día de fiestuki).

Leave a Reply


+ 5 = 9